Good bromance

the-last-shadow-puppets-2016Desde que se conocieron, Alex Turner y Miles Kane se convirtieron en uña y carne y no han dejado de colaborar en el estudio y giras. Con los Arctic Monkeys apartados, el que estaba llamado al ser el tercer disco en solitario del de Wirral desembocó en la continuación del en su momento sorprendente “The Age of The Understatement”, que ocho largos años de espera convirtieron en uno de los lanzamientos más esperados del año.

Derrochan confianza, autoestima y carisma.  Lo saben y lo explotan. Alex Turner y Miles Kane son superestrellas y lo disfrutan como merece el relato de ensueño que protagonizan. El de dos mejores amigos que pueden darse el gustazo de juntarse hacer música, seducir y arrasar cuando les apetece y con absoluta despreocupación. Una autosuficiencia que no se traduce en altivez. Afables y cordiales, recibimos a The Last Shadow Puppets en la zona de prensa del Primavera Sound, recién aterrizados en Barcelona y a pocas horas de su abrumadora actuación en el festival para hablar de su primer disco en ocho años, “Everything You’ve Come To Expect” (Domino-PIAS, 2016). Y sí, sin ese look a lo Christopher Moltisanti que tantas horas de sueño nos ha robado.

Introducción a la entrevista publicada en el número de julio-agosto de Rockdelux (RDL 352)

1966, ‘ecce’ año

bobby-moore-661966 es el año en el que la cultura popular estalla. El de las grandes protestas contra Vietnam en la Berkeley del Free Speech Movement, en el que Stokely Carmichel acaba con el buenismo de Martin Luther King y funda los Panteras Negras y el de los disturbios en Sunset Strip. 1966 también fue el año en el que Londres se hace con la hegemonía de la cultura pop para no perderla. Y como colofón, lo que medio siglo de continuados fracasos han otorgado el grado de gesta: el capitán inglés levantando la Copa del Mundo.

En la Londres de 1966 todo era pop. Una nueva generación de músicos, diseñadores, modelos, actores, fotógrafos y artistas venidos de suburbios y provincias se impone al establishment. Cockneys como Michael Caine o Terence Stramp. De Bradford llegaba David Hockney, de Cardiff Mary Quant, de Lancashire Albert Finney. Superadas las últimas secuelas de la guerra, Gran Bretaña es rebautizada como Pop Island. Hasta la Princesa Margarita es pop.

Continue reading

Sam Selvon – Solos en Londres

Sam-Selvon-Solos-En-LondresLa primera edición en castellano de Solos en Londres (The Lonely Londoners, 1956) de Sam Selvon no podía ser más oportuna. Llega en plena crisis de identidad en el Reino Unido post-Brexit, la misma que el autor nacido en Trinidad relató a mediados de siglo cuando las primeras oleadas de antillanos llegaban a la capital del Imperio en busca de las oportunidades que la Madre Patria negaba a los autóctonos de sus territorios colonizados.

Selvon es uno de los secretos mejor guardados de la literatura (de influencia) británica. El mismísimo Martin Amis confesó no haber odio hablar nunca del antillano tras su muerte en 1994. Solos en Londres es una crónica de los primeros días de la Londres multirracial y multicultural que ha llegado a nosotros, baluarte de la integración, y ahora convertido en una pequeña aldea gala, paradigma de la resistencia tras la votación del 23 de junio.

La reseña completa del libro que Martin Amis desconocia y Nigel Farage nunca leerá en El Destilador Cultural.

Disco Bazar pel Destilador Cultural

disco_bazarL’apologia de l’ús de drogues (amb amics) de Will Toledo a “Joe Gets Kicked out of School for Using Drugs with Friends (But Says This Isn’t a Problem)” obre la selecció que tanca el mes. Acompanyes a Cat Seat Headrest, Okkervil River, Mercury Girls, Empty Houses, Martha, Teenage Fanclub, Beyond The Wizards Sleeve, The Julie Ruin, Britta Phillips i Trevor Sensor.

La novetat de la setmana: el disc de les remescles de People On The Nigh Line, de New Order.

El Destilador Cultural – Disco Bazar (29-7-2016)