Peligro de reset

Hamburg rellotge Bundesliga

El estadio del Hamburgo presume con un contador de ser el único que ha acogido partidos en todas las ediciones de la Bundesliga. Ahora corre el riego de ponerse a cero…

El Hamburgo, uno de los históricos peces gordos del fútbol alemán, atraviesa por uno de los momentos más delicados en sus 126 años de existencia. La cada vez mayor escasez de recursos económicos y la falta de un proyecto deportivo definido a lo largo de los últimos años han condenado al equipo a una progresiva pérdida de competitividad, que puede desencadenar en un trágico descenso a la segunda división, una situación desconocida para la entidad, que puede presumir de ser el único conjunto presente en todas las ediciones de la Bundesliga.

Un contador en las gradas del Imtech Arena señala los 50 años y 179 días del HSV en la máxima categoría del fútbol germano. La Bundesliga es un campeonato relativamente reciente en comparación con el resto de punteros de Europa. La primera edición se disputó en 1962, cuando la estructura del fútbol a nivel de clubs de la antigua RDA, la Alemania occidental, no estaba acorde con el nivel del combinado nacional, campeón del mundo en 1954. La necesidad de dar un salto de calidad (solo el Eintracht de Frankfurt había alcanzado la final de la Copa de Europa del 60) impulsó su creación. Dieciséis equipos fueron invitados a disputar aquella edición, entre ellos el Hamburgo, y hubo que esperar algunos años para la irrupción de futuros dominadores como el Mönchengladbach primero o el Bayern, después. Con anterioridad, el campeón de Alemania se decidía en una eliminatoria disputada entre los vencedores de los distintos torneos regionales.

Hasta doce técnicos han ocupado el banquillo del Hamburgo en los últimos cuatro años. Mirko Slomka acaba de ser nombrado entrenador en lugar del holandés subcampeón del mundo en 2010, Bert van Marwijk, quien ya sustituyó a Torsten Fink a mediados de septiembre. La gran estrella del equipo, Rafael Van der Vaart, que regresó después de que el HSV quedara solo cinco puntos por encima del descenso en 2012 tras su paso por el Real Madrid y Tottenham, y el exselecciomador oranje no han logrado reconducir la situación del equipo que, después de sumar solo uno de los últimos 21 puntos en juego con tres duras derrotas en su estadio ante Augsburgo (0-1), Mainz (2-3) y Schalke (0-3), solo tiene por detrás en la clasificación al modesto Eintracht Braunschweig, con el que también cayó por 4-2 el pasado fin de semana.

Hamburgo, históricamente una de las ciudades más ricas de Alemania, no ha escapado de la crisis. Durante el mes de enero sus calles vivieron varias revueltas sociales, especialmente en los barrios de Sankt Pauli o Altona, conocidos por sus activos movimientos de izquierdas. El HSV no ha permanecido ajeno a la tendencia general y el siete veces campeón de Alemania (tres de ellos con el actual formato de la Bundesliga: 79, 81 y 83), campeón de Europa en 1983 dirigido por Ernst Happel y liderado por Felix Magath y el equipo con el que Kevin Keegan ganó dos Balones de Oro (78 y 79) ya no piensa ahora en los trofeos que no levanta desde la Copa de la Liga de 2003, sino simplemente en no escribir la página más negra de su historia.

Publicado el 19 de febrero en el diario Sport

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *