Meet Me In The Bathroom – Lizzy Goodman

Los Strokes y el underground global

Advertencia. Esta reseña contiene spoilers. Es en sí misma, básicamente, un spoiler de Meet Me In The Bathroom: Rebirth and Rock and Roll In New York City 2001-2011, la crónica oral de la escena musical de la Nueva York de principios de los dosmiles –del 11-S y la despedida de LCD Soundsystem en el Madison Square Garden– de la mano de la periodista Lizzy Goodman y los más de 200 protagonistas de las entrevistas que comenzó a realizar en 2012.

Músicos, artistas de todos los ámbitos, periodistas y personajes de lo más variopinto que vivieron en el epicentro de la última gran escena del rock. La última gran escena. Un mundo pre-internet con los apartamentos, estudios, bares y baños –muchos, como en los que espera Nina en  “NYC Cops” o los que dan nombre a una de las canciones de Room On Fire y al propio libro– como centros neurálgicos.

Música, drogas, relaciones personales y la gentrificación de Brooklyn en una crónica que ayuda a comprender como Fischespooner sabló dos millones de dólares a su compañía discográfica ya en tiempos de Napster y como aquel conocido apócrifo del pop se presentó un día al trabajo con el abono de Primavera Sound, allá el intervalo comprendido entre 2005 y 2008. Es el underground global.

Meet Me In The Bathroom es un ejercicio de puro periodismo, excelentemente construido e hilado, por el que es de justicia agradecer a Lizzy Goodman que desestimara un enfoque de tedioso tratado académico. Lo más sensato es pues que también lo hagamos nosotros y que hablen los protagonistas.

Reseña completa en El Destilador Cultural