Tess Parks – Blood Hot

Tess ParksDREAM-ROCK “No me gusta nada, pero a veces amo a todo el mundo”. Los primeros versos del debut de la canadiense Tess Parks revelan el imaginario emocional de la discípula más avanzada de la nueva hornada de Alan McGee al frente de 359 Music. “Blood Hot” es un trabajo asentado en un diálogo permanente entre el rock y el blues de corte más clásico con elementos ruidistas sobre el que se trazan historias de melancólica introspección. La indisimulada admiración por Hope Sandoval de esta veinteañera de tradición musical familiar, que comenzó a escribir canciones siendo una preadolescente, se traduce en unos cortes envueltos por una permanente neblina instrumental y sentimental que se difumina ante la incursión eléctrica. Descubre vulnerabilidad pero también rudeza en una especie de cruce hipotético entre los Mazzy Star de Sandoval y The Brian Jonestown Massacre, sin obviar a Elliot Smith, otra reconocida influencia bien palpable. Sucede en “Somedays”, tema inicial, o en el primer sencillo “Open Your Mind”, de aires más psicodélicos. Otros como “Refugee Camp”, canción más hipnótica del disco, transcurren de forma permanente en un ambiente más distante y hermético. En los momentos más intimistas (“Stick Around”, “Goodnight Love” o “Life Is But a Dream”) se asoma a los primeros Mojave 3. Todo bañado con la voz lánguida pero cándida y dulce de Tess Parks, el vehículo de la insinuante “Gates of Broadway” o la más bluesísitica “Walk Behind Your House”.

359 Music-Cherry Red

Reseña publicada en el número de enero de Rockdelux (324)

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *